h1

El milagro de los FX… y de youtube

8 diciembre, 2009

posted by: José Manuel López

Cortometraje: Panic Attack!

Puntuación: ♦♦♦◊◊

Como en las historias que a veces se cuentan en él, el cine, en sí mismo, es también una fábrica de sueños reales que cobran vida entre las calles del mundo en el que nos ha tocado vivir. Porque existen dos clases de personas: quienes agotan su vida esperando una oportunidad y quienes la fabrican con sus propias manos. En este último grupo, el de los emprendedores, se encuentra el “ahora cineasta” urguayo Fede Álvarez. ¿Por qué?

Cinematográficamente hablando, el cortometraje que podréis ver al término de estas lineas lo tiene todo y no tiene nada. Panic Attack! es una pieza de casi cinco minutos en la que contemplamos la destrucción de Montevideo por parte de máquinas (robots) de colosal tamaño y ninguna predisposición a negociar. Hasta ahí, nada llama la atención, puesto que existen muchas historias anteriores a esta que hablan de lo mismo, más y mejor, durante más tiempo.

Lo realmente sorprendente es que su creador, Fede Álvarez, es un joven autodidacta del photoshop, premiere y after effects que firma este cortometraje – de una calidad visual impresionante – con tan sólo 200 euros de presupuesto. Para pagar a los extras, y por los pelos. Dicen que necesitó 6 meses (imagino que de noches largas) para terminar su obra. Pero, lo que sí es verdad, es que Youtube ha sido – durante poco más de un mes – la carretera hacia las puertas de Hollywood. Los grandes de Hollywood se lo han rifado. ¿Universal? ¿Disney? ¿Paramount? No. El ganador es Sam Raimi (Spiderman, Arrástrame al infierno) y su productora Ghost House. La oferta tiene un nombre: There will be robots; y un presupuesto: se habla de 40 millones de dólares. La libertad creativa de Fede (y el millón de dólares para desarrollar el proyecto) ha sido la baza definitiva para hacerse con sus servicios).

Se confirman dos tendencias. La primera, las películas del género de ciencia ficción y bajo presupuesto están en alza. Después de las buenas críticas cosechadas por District 9, los grandes magnates de la meca del cine no pierden detalle a lo se hace y deja de hacer en el (su) mundo. Gastar poco, ganar mucho; calidad rentable, negocio asegurado. Quédense con el nombre, Fede, quizá de mucho (o quizá no) que hablar dentro de poco.

La segunda: la globalización trae consigo la interacción de contenidos, la universalidad de las artes, la “democracia cinematográfica”. No todo el mundo puede hacer cine, ya que éste requiere experiencia, técnica, conocimiento y, por qué no, unas gotas de genialidad; sin embargo, el cine está al alcance de todos. Al igual que sucede en el ámbito del periodismo televisivo o escrito, hoy en día Internet es sin duda un canal de expresión a la vez que un ecosistema repleto de oportunidades, donde tu voz – tu habilidad – puede ser conocida por todos a una velocidad pasmosa.

Un milagro de los FX… y de Youtube.

About these ads

2 comentarios

  1. [...] una cámara digital y sus propios ordenadores personales. El resultado, al igual que actualmente el cortometraje de Fede Álvarez, no tenía nada que envidiar a los efectos de las películas hollywoodenses [...]


  2. [...] esperando una oportunidad y quienes la fabrican con sus propias manos. Y si no, vean el caso de Fede Álvarez, entre otros. La globalización trae consigo la interacción de contenidos, la universalidad de las [...]



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores

%d personas les gusta esto: