h1

Discursos inolvidables: Always be closing!

29 diciembre, 2009

posted by: pol

Glengarry Glen Ross es una obra de teatro de David Mamet -premiada con el Pulitzer en la categoría de drama en 1992- que él mismo se encargó de adaptar al cine. Una obra magnífica concentrada en 90 minutos, dos o tres localizaciones y 4 ó 5 personajes (interpretados a las mil maravillas, por cierto). Una historia de dureza extrema, que pone ante el espectador todo lo más patético de la naturaleza humana. Basada totalmente en el diálogo -rápido, insistente, repetitivo y a veces agotador- y en unos personajes derrotados por la vida, acabados, grises y apáticos. Desesperanzada, desoladora.

Después de ver la siguiente escena, se me heló la sangre: ni una concesión, nu un leve gesto de piedad, de misericordia. Nada. La clásica disyuntiva entre el “ser” y el “tener” se queda temblando después del magnífico y desgarrador -cínico, cáustico- discurso de Alec Baldwin. Verdaderamente doloroso, tremendo. Esto es una escena bien hecha.

About these ads

Un comentario

  1. [...] de ideas también discutibles, que firma obras como: The Postman Always Rings Twice, Wag the Dog, Glengarry Glen Ross (por la que recibió un premio Pulitzer) o The Untouchables, entre otras [...]



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores

%d personas les gusta esto: